Aleras Uy

A la Puchetti

Como último partido de la jornada por la décima fecha de la Liga Femenina de Básquetbol, tuvo lugar el encuentro entre Malvin contra Yale. Dicho partido se decantó para el conjunto playero con un score final de 103 – 38, en busca de establecer su puesto de manera segura en la copa de oro.

Primer tiempo

Sin dudas el comienzo del encuentro, durante este primer período, fue el momento de mayor paridad en lo que sería posteriormente el resto del partido entre estos dos equipos. Con Malvin manteniendo el liderazgo en el tanteador de manera constante con buen desempeño, Yale se mantenía cercano y siguiendo el ritmo. Un cuarto extremadamente intenso que se mantenía con esta diferencia en puntos acotada a causa de las defensas tan altamente estrictas.

Variando los estilos defensivos, haciendo el cambio entre la defensa en 1×1 y el planteamiento de defensa en zona, el conjunto playero mantuvo su superioridad cerrando el chico con un ya destacado rendimiento de Johanna Puchetti, quién se encontraba totalmente encendida y convirtió un total de 17 unidades individuales en este comienzo. Finalmente, el primer cuarto cerró con un score parcial de 23 – 16 a favor del playero por encima del conjunto de Jacinto Vera.

Malvin, sin aflojar defensivamente, concentró su accionar presionando a la posesión de Yale por arriba del triple, doblando las marcas en las ayudas, complicando el desarrollo de su contrario en sus rotaciones ofensivas y obligando al mismo a la toma de tiros exigidos con el reloj de 24 encima. El Azul de la Playa encontró un amplio y positivo porcentaje en sus tiros de campo y goleo desde las conversiones cortas tras pase extra dentro de la pintura.

Un segundo cuarto donde Malvin dominó por completo el partido, con un tanteador parcial de 31 – 16 con 4:47 restantes para el cierre y con un 11 – 0 en el recuento del propio chico. La primera conversión de Yale en este segundo período se dio desde la línea del libre con un tiro convertido a falta de 4:00.

Melisa Techera salió en un cambio por parte de Yale luego de haber cometido un foul antideportivo a Puchetti quién se estaba siendo un desequilibrio constante para la defensa de las de Jacinto Vera. Desde corridas de cancha en base a robos en primera línea, buen promedio de tiros en media distancia, rompimiento en el 1×1, goleo desde la pintura y siendo el eje de reparto de juego con sus compañeras, resultó el punto de inflexión principal del equipo playero.

Cerrando así la primera mitad del partido, con un score bastante abultado en cuanto a distancia en puntos (47 – 17).

Haciendo un repaso en las estadísticas lo primero que resalta de manera inmediata son los números individuales de Puchetti, con unos notables 28pts que aportó para el conjunto playero junto con 8 rebotes (siendo la máxima cantidad en el partido hasta ese momento en ambas cifras).

El reboteo fue fundamental con respecto al desarrollo de Malvin, con un total de 26 rebotes acumulados en esta primera mitad le permitió tener un goleo constante en tiros de segundas oportunidades, con un total de 13 convertidos en este aspecto.

Los contraataques fueron también uno de los puntos fuertes para el playero, con un total de 13 unidades contra 3 de Yale en este sentido.

Yale, a su vez, en una situación muy complicada para volver en lo que sería el tercer cuarto tras cerrar el segundo siendo anulado en su ofensiva, habiendo convertido únicamente 1 solo punto.

Segundo tiempo

Con una diferencia de 30 puntos a favor del conjunto de Malvin, dio comienzo el tercer período del encuentro.

Yale que consigue llevar adelante su juego a través de Sofía Podesta, quién encontró muy buenos tiros y se encargó de movilizar el ritmo del plantel en cancha. Siendo también la goleadora de Yale con 11 unidades convertidas. Con un mejor rendimiento con respecto a lo que había sido su segundo cuarto, el conjunto de Jacinto Vera se mantuvo enfocado en seguir el partido y cerrarlo de la mejor manera. Malvin por su parte no despegó el pie del acelerador y continuó ampliando su tanteador jugando de la misma manera, serio y enfocado.

Cerrando así un tercer cuarto con un parcial de 73 – 25 a favor del Playero.

Un cierre en el cuál no hubo cambios sustanciales en cuanto al juego que se venía llevando a cabo hasta el momento. Malvin continuó aumentado sus porcentajes estadísticos en los cuales se apoyó para forjar su victoria. El reboteo conseguido aumentó a un total de 51 rebotes conseguidos, sus robos se hicieron notar con un total de 17 recuperos, también destacaron un total de 38 en base a la rotación de su banco con las jugadoras de recambio, encontrando buen juego y acertados promedios colectivos.

Así cerró el último chico y con esto el partido con un resultado final de 103 – 38 a favor de Malvin.

¡Qué player!

La ¡Que Player! del partido le corresponde a quién también resultó la goleadora absoluta del mismo. Johanna Puchetti con un total de 34 puntos convertidos fue la mayor figura del partido, junto con un total de 13 rebotes individuales (los cuales también fueron la mayor cantidad en el partido).

También demostró una gran presencia defensiva con un total de 4 robos realizados (los cuales también fueron la mayor cantidad del conjunto playero).

Demostró un enorme nivel de juego y llevó adelante una actuación propia de aplaudir, un enorme impulso para ella misma y para su plantel.

0
PUNTOS

El semáforo de Aleras

El momento verde le corresponde al destacado segundo cuarto de Malvin en el cuál daría pie al quiebre del partido y se vería el comienzo de su mejor desempeño colectivo. Desde una óptima actuación ofensiva, pero donde tuvo un protagonismo destacado su acción defensiva la cuál anuló totalmente al conjunto de Yale y lo dejó habiendo convertido 1 solo punto en este.

La luz amarilla se mostró presente en el tercer y último cuarto, donde la diferencia se volvió definitoria y el partido tornó su momento más lineal.

El momento de básquet más caliente fue durante el comienzo del partido en el primer cuarto, donde hubo una paridad explotada de intensidad por ambas partes, junto con un ida y vuelta de liderazgo, no en el tanteador, sino que en el ritmo de juego predominante.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *