Desde la banca

Urunday recibió a Lagomar en su cancha, y se llevo el punto en cifras de 70-65 con un enorme partido de la banca de suplentes que aportó 47 puntos. Las universitarias sufrieron durante todo el transcurso del juego, pero con un muy buen juego colectivo y una efectiva rotación del plantel, trajeron el partido desde atrás y lograron su segunda victoria en esta Liga Femenina.

EL PARTIDO

El partido comenzó con un parcial de 5-0 impuesto por una bandeja de Méndez, y un posterior triple de Quevedo, quienes comenzaron el juego dando calidad defensiva y ofensiva a Lagomar. A esto contestaba Ivana González con una bandeja, quien comenzó en el quinteto inicial del equipo local dándole el pie a su equipo para comenzar a defender más intensamente a las rivales, y con un gol y foul de Ormando el score pasaba a quedar en 5 iguales.

Lagomar se encontraba defendiendo presión toda la cancha, pero a esto Urunday seguía encontrando vías de gol, con muy buenos aportes de Ivana quien hacía funcionar a las universitarias, sumados a los rebotes defensivos de Florencia Barbier que fueron clave en este primer cuarto para mantener un score con poca diferencia de puntos en el tablero.

Las dirigidas por Castrillón estaban muy fuertes en defensa y Urunday comenzaba a no encontrar soluciones. Un parcial de 4-0 por parte de Lagomar con algunos errores de las locales en el medio obligaba a Mauricio González a pedir minuto de tiempo para organizar a sus jugadoras.

Terminado este, el equipo del Prado lograba encontrar rebotes principalmente de la mano de Barbier, y recuperos de balón que les permitía convertir y terminar el primer cuarto 15-20 a favor de Lagomar.

El segundo cuarto arrancaba nuevamente con un 5-0 de Méndez, que confiaba a las visitantes a seguir fuertes y tomaban todo el control defensivo del partido, complicando a las locales los pases en primera línea.

Aun así, Gabriela Piriz contestaba con un gol, recupero de balón, y bandeja, que hacía seguir soñando a las locales con mantener una baja diferencia en el tablero.

Sin embargo, esto no fue suficiente para las locales, ya que, al encontrarse un poco entreveradas en defensa quizá producto de la intensidad ofensiva que proponía el equipo rival, provocó faltas y huecos que dejaban vías de gol fáciles para la visita.

De esta forma, Lagomar domino en todos los ámbitos el segundo cuarto, y se iban al descanso largo en cifras de 28-40.

Segundo tiempo

Comenzaba el segundo tiempo y parecía que Lagomar se iba a llevar el punto. Las visitantes estaban muy fuertes en ataque y con un juego colectivo que les permitía generar errores para las de la casa. Hasta que un triple de Sabrina Molina le daba al universitario una cuota de esperanza a mantenerse en partido, sumado a la exitosa defensa a presión en toda la cancha que dejaba a Lagomar sin lograr convertir por algunos minutos.

A falta de 30 segundos por terminar el tercer cuarto, apareció Gabriela Piriz con un bombazo que permitía soñar a Urunday con que aun no estaba todo perdido, logrando achicar la distancia en el tanteador a diez unidades (43-53), y así se iban a los últimos diez minutos de juego.

El ultimo cuarto, lo dominaron las locales, tal como les había sucedido en el último encuentro que habían disputado, en el cruce frente a Juventud, las del Prado dominaron con Garbarino y Piriz desde la línea de tres puntos logrando recuperar la confianza en cada bola que iba entrando. Fue a falta de tres minutos y medio para terminar el juego, cuando Piriz convirtió un triple clave para su equipo, y poco a poco sentenciaba el juego a su favor.

Lagomar se iba quedando sin energía producto de la baja rotación del plantel, comparado a Urunday. El quinteto visitante lo dio todo, pero el cansancio fue más fuerte, y las locales trayendo el partido totalmente desde atrás, lograron quedarse con su segunda victoria consecutiva en el torneo en cifras de 70-65, demostrando una vez mas el gran progreso colectivo que han tenido.

DESTACADAS

Foto de archivo, por Matías Almeida.

La figura del juego fue Gabriela Piriz, quien ingresando desde el banco logro convertir 24 unidades, 2 rebotes y 2 asistencias, en 33.50 minutos en cancha. Intratable desde la línea del triple en el último cuarto.

Seguida por Fiorella Garbarino, quien culmino el encuentro con 12 puntos, 8 rebotes y 1 asistencia en 22 minutos de juego.

Por el lado de la visita se destacó Leticia Menéndez, quien aporto mucho defensivamente para logar la ventaja en el segundo cuarto. Ella termino con 16 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias en 33.03 minutos en cancha.


📊 Los números: La efectiva rotación del plantel Universitario se vio reflejada en el partido, quienes terminaron el encuentro con 47 puntos desde la banca, logrando que todas las jugadoras pudieran descansar cuando les era necesario. Sin duda esto las ayudó a quedarse con el punto de esta noche.

El clima: Ambos equipos tuvieron a su hinchada viviendo el partido a flor de piel, sobre todo eñ último cuarto, donde los alientos hacia el equipo local fueron claves para generar adrenalina en el juego.

🔎 Lo táctico: Una vez más, el juego colectivo de Urunday se hizo sentir en los últimos diez minutos de juego. Se nota que ya se conocen bien dentro de la cancha y se apoyan muchísimo en los 40 minutos del partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *