«El básquet en mi vida fue todo»

Sofía Bergdahl, emprendedora, jugadora de básquet y de fútbol. Ex playera, ahora, jugadora del Macabeo. Fue operada de la rodilla y volvió a las canchas con una energía que la caracteriza positivamente.

– ¿Edad?

30 años.

– ¿A qué te dedicas aparte de basquetbolista?

Hoy en día no estoy trabajando. Soy recreadora, pero por el Covid-19 ahora estoy en un emprendimiento personal de buzos pintados.

– ¿En qué posición jugas?

Juego de 2 o 3.

– ¿Te sentís cómoda en esa posición?

Si si. En un principio de más chica era como más base, pero después fui encontrando mi posición y juego de 3, mas como tiradora en realidad.

– ¿Cómo arrancaste a jugar al básquet y a qué edad?

Arranque a los 11 años que en realidad fui al Malvin a jugar al Handball y mi madre me obligo -se ríe- a ir a jugar al básquet, me anoto y después de ahí hasta hoy en día no deje de jugar.

– ¿Cómo llegaste a Hebraica y Macabí para disputar esta temporada?

Bueno de Malvin ya me había ido hacia dos años, después me operé de la rodilla y estuve un año haciendo la recuperación. A Hebraica llegue porque quería cambiar un poco, ver otras realidades de otros clubes ya que en Malvin estaba hacía muchos años y caí en Hebraica por “Joaqui” Gregorio que hablando con ella me pregunto qué iba a hacer este año a lo que le respondí que todavía no sabía a donde iba a ir a jugar, que estaba viendo y Hebraica me quedaba muy lejos; pero hablando con “Joaqui” y con “Vico” me convencieron y caí en Hebraica. Además, sabía que siempre están peleando entre los 4 y me pareció buena idea irme a probar sin compromiso. Fui una semana, probé y me recibieron recontra bien.

– ¿Qué le encontraste al básquet para seguir jugando hasta ahora?

En realidad, fue en el 2005-2006 que quede en mi primera selección en cadeta y ahí no te dejan hacer otros deportes si estas en una selección. Entonces obviamente preferí representar a mi país y dejar los otros deportes. Me quede solo con el básquet porque sino quizás hoy en día podría seguir jugando a otra cosa.

– ¿Cómo viste la temporada pasada de la Liga Femenina de Uruguay ya que fue de espectadora y no como jugadora?

Si, bien. Esta súper peleado, hay muchos equipos ahora que pueden pelear el campeonato. Lo que es genial, porque es tremendo crecimiento para el básquet femenino ya que Malvin hace años viene saliendo campeón ahora tiene rivales buenos. Este año nose bien cuantos cuadros somos, pero va a haber 4 o 5 cuadros que van a ser partidos interesantes porque nose como es el tema de las que se iban a ir, si se van a quedar por el tema de toda la pandemia, pero ojalá se vayan porque era el año que se iban todas las chicas y podían crecer, pero con todo esto, vamos a ver qué pasa.

– ¿Cómo venían en Hebraica y Macabí antes de la pandemia?

Veníamos entrenando súper bien, todos los días. Nose bien cuanto llegamos a entrenar, pero creo que un mes y poco hasta jugamos amistosos, con Defensor y con Malvin y después se terminó todo.

– ¿Y ahora como vienen?

Nunca dejamos de entrenar seguimos por zoom desde que se cortó y no podíamos ir al club. Después bajamos un poco y entrenábamos 3 veces por semana. Ahora ya hace días que ya estamos yendo al club donde por suerte ya cumplimos todas las fases y el club nos autorizó a hacer un poco de básquet, aunque igual seguimos con los zoom haciendo la parte física pero también estamos volviendo al físico en el club, pero solo vamos en grupo de 7.

– ¿Qué vez que le falta a la Liga Femenina de Uruguay para seguir creciendo?

En realidad, lo mismo de siempre que es el apoyo de la federación que obvio que hoy en día no es nada que ver a lo que era unos años atrás. Creció muchísimo, pero falta darle esa importancia que, si viene creciendo, por ejemplo, el tema de las transmisiones por la tv o también en las finales que a Malvin por ser campeón le dieron gorros, remeras, son boludeces, pero eso le da más color lo que no quiere decir que ayude en el crecimiento de las jugadoras, pero me parece que está bueno y se le da otro valor. Pero básicamente, eso el apoyo de siempre que, si bien viene creciendo, falta todavía.

– ¿Qué se siente vestir la celeste?

Siempre es un orgullo. Mas cuando sos chica que fue cuando me tocó a mí con 15, 16 años es alucinante representar a tu país. Allá en otros países cuando vas a jugar es como que sos “famoso”.

– ¿Cómo estuvieron las experiencias de representar a Uruguay?

Bien, buenísimas. Mas como dije anteriormente, cuando sos chica y conocer a las demás jugadoras que son las que ahora las ves que están jugando en España contra otras que te cruzaste de otros países o están jugando en Argentina. Son re lindas experiencias.

– ¿Tenes pensado irte al exterior?

No. Hoy en día no. Si llega a surgir la posibilidad obviamente no descarto nada, pero hoy en día no.

Foto: Lucia Perez

– ¿Qué tan importante han sido tus entrenadores y cuanto te han marcado?

Cada uno de los que paso desde que arranque en Malvin, con el “Negro Lescano” hasta el “Cabeza” Serdio, bueno ahora mismo Luis. Todos tienen lo suyo y te van marcando. Obviamente que Luis todavía no me ha marcado nada porque recién estoy arrancando, pero sí, todos te dejan algo diferente, un aprendizaje diferente.

– ¿Podrías elegir a 1?

Fa, en realidad a 1 no. “El Facha” Diego Martínez que fue con el que estuve en Malvin y después en los procesos de selección, me marco por ser chica. Después el “Cabeza” Serdio en Malvin seguro.

-Si tuvieras que elegir otro club para jugar la Liga Femenina Uruguaya que no fueran ni Malvin ni Hebraica y Macabi, ¿cuál sería y por qué?

Defensor Sporting porque veo que es muy similar a Malvin y me adaptaría bien ya que conozco varias jugadoras ahí.

-Si tuvieras que elegir algún club del exterior, ¿cuál sería?

Nunca me puse a pensar eso, ni idea. Quizás alguno cercano de la Liga Argentina, pero no sabía decirte uno.

– ¿Qué te ha dejado el básquet en tu vida y que significa el mismo para vos?

El básquet en mi vida fue todo. Primero porque mi viejo jugaba en Malvin, hincha de toda la vida y por eso yo me hice hincha de Malvin y juegue ahí. Después me dejo amigas, amistades de Malvin y de otros equipos hasta hoy en día. Todo eso.

– ¿Tenes algún referente? Femenino y/o masculino.  Local y/o del exterior.

Local siempre fue “Flopi” Somma desde chica, no era que quería ser como ella, pero si era mi referente en todo sentido, fuera y dentro de la cancha. Internacional siempre fui fan de Diana Taurasi de la WNBA. Esos fueron como mis referentes. Masculino Uruguayo me gusto “El Enano” en su época “de oro” y Nicolás Mazzarino desde siempre me gusto.

Ping Pong:

– ¿Un partido inolvidable?

-El primer partido que ganamos en el Sudamericano de cadetas con la selección que fue “guau gano Uruguay”.

– ¿Un partido que borrarías? Individual y/o colectivamente.

Uno partido individual con la selección contra Chile que lo perdí yo en la hora donde era una jugada que hicieron para que yo salga a tirar sola y salió perfecta, pero camine. No me la puedo olvidar nunca más porque además el partido era ir por el cuarto o quinto puesto. Un partido colectivo fue la final que perdimos con Malvin contra Bohemios que después de 15 años campeonas, perdimos.

– ¿Tenes alguna cábala?

No. Solo trato de siempre usar las mismas medias, pero por comodidad, no por cábala. Pero después como cambio el reglamento y teníamos que usar todo el mismo color, cambio todo.

– ¿Podrías elegir a la mejor jugadora de la temporada pasada de la Liga Femenina de Uruguay ya que te toco verlo de espectadora?

“Flopi” Somma. Es siempre la más regular de la temporada, no es que tiene un partido bueno y otro malo.

– ¿Podrías elegir a la mejor tiradora de 2 de la temporada pasada de la Liga Femenina de Uruguay?

Camila Kirschenbaum.

– ¿Podrías elegir a la mejor tiradora de 3 de la temporada pasada de la Liga Femenina de Uruguay?

Aldana Gayoso o Victoria Pereyra.

– ¿Podrías elegir a la mejor defensa de la temporada pasada de la Liga Femenina de Uruguay?

Ailen Sosa es insoportable como te defiende o Sabina Bello.

– ¿Podrías elegir al mejor dt de la temporada pasada de la Liga Femenina de Uruguay?

“Cabeza” Serdio sin dudas.

-Si no fueras basquetbolista, ¿qué deporte hubieras elegido?

Siempre me gustó el handball, pero hoy en día estoy haciendo fútbol amateur. Me hubiese jugado fútbol, aunque nunca lo jugué, pero lo estoy jugando ahora.

– ¿Qué mensaje dejarías para las niñas que recién están empezando a jugar y/o para que se sumen a practicar básquet?

Las que no juegan, que prueben ya que muchas veces tienen miedo a probarlo porque es un deporte que recién ahora se están incrementando en los colegios ya que siempre en los colegios es hockey, hanball o futbol y si van a un club que prueben como me paso a mí que mi madre me obligo (jaja), que no los obliguen pero sí que prueben ya que hoy en día el básquet es como un deporte más entonces es más fácil pero que prueben, se animen, que está bueno, que te lleva a conocer mucha gente y viajas mucho. Las que juegan que le sigan metiendo que hoy en día hay más oportunidades que antes por ejemplo lo que les está pasando a las chicas de irse a jugar al exterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *