25 de Agosto, un proyecto con solidez

Para conocer de adentro un proyecto que viene creciendo y afianzándose cada vez más, charlamos en una extensa y abierta entrevista con Fernando Arambillete, coordinador del femenino de 25 de Agosto.

Foto de portada: Carlos Hugalde


Desde la raíz

Para arrancar, y conocer al proyecto desde su raíz, comenzamos charlando sobre la llegada del femenino al club, la forma en que se dio y con que ideas llegaron. “A 25 fuimos con un proyecto armado y con jugadoras a la cabeza que ya sabíamos que teníamos: Fernanda (Midaglia), Roxy (Dagnino), Gabi (Píriz) y la “Pocha”.

Íbamos con esas jugadoras como figuras y con muchas jugadoras que querían seguir con nosotros. En 25 tuvimos una reunión con Fernando Gómez y con Gustavo Olivetti.

Nos gustó mucho la forma en que charlamos y las cosas que nos dijeron porque además nos dieron para adelante a morir con todo, horarios (arrancamos con 3 veces por semana en horario central) entre otras cosas muy buenas, y hoy el femenino es vital en 25, hoy la mitad de la masa de socios de 25 de Agosto son mujeres.

En nuestro primer año, también formamos un muy buen equipo de u19, que ese mismo torneo se terminó cancelando por la pandemia y nos dejó sin varias jugadoras que pasaron a ser mayores (Celeste Sosa, Lara Machado, Lucila Lirio)”.

Una copa que ilusiona

El primer año en el que el “veinte” compitió en la LFB fue muy grato, terminaron siendo campeonas de Copa de Plata, trayendo a una extranjera de nivel como Sabrina Scévola, con jugadoras en un gran nivel como Roxana Dagnino y Fernanda Midaglia, y siendo más que protagonistas del torneo, un torneo que, luego de finalizar también fue grato para el plantel.

En la comida de fin de año luego de ser campeones de Copa de Plata, hicimos una comida con el plantel e invitamos a dirigentes del club, ellos se hicieron presente y dijeron un discurso que realmente nos conmovió a todos.

Trajeron regalos para las jugadoras, pidieron que “no se vayan nunca del club”. Desde ese momento y a partir de allí fue aún más la ayuda que nos dieron, se empezaron a hacer cargo de algunos costos, y además nos dicen que sí a todas las ideas que les presentamos.

Recursos humanos, fundamental

Un proyecto no puede crecer si no se tienen objetivos claros, con gente dispuesta a dejar horas y esfuerzo por un bien común, nunca personal.

“En este momento estamos buscando agregar recursos humanos al equipo, un delegado ante la FUBB, en la mesa nos da una mano Sol Martínez, la novia del Zurdo y también nos ayuda muchísimo un muchacho de acá del club, Gonzalo Galante, siempre nos acompaña en todo con el femenino.

También debemos buscar un segundo entrenador porque yo no tengo el curso hecho, aunque sea el ayudante. Yo siempre me preocupé desde otro lado, me preocupo de la parte humana de las gurisas, desde que le pasaba en la casa, si necesitaba algo, creo que la parte humana es fundamental para el grupo y esta bueno que haya alguien que esté en eso”.

También cuenta sobre sus inicios en el femenino “Yo me enamore del femenino estando en Bohemios siendo hincha de Bohemios, cuando Nico (Altalef) empezó a dirigir al plantel mayor de Bohemios fue cuando más me acerqué, a partir de ahí no me quise ir más”.

Entre familia, amor y sueños

El básquet, cuando se trabaja bien, rompe las fronteras de resultados deportivos, suceden cosas que generan lazos de por vida.

Por eso, esto va mucho más allá de “tan sólo básquet” y Billete lo sabe muy bien, se toma unos segundos, y agrega “En Bohemios me pasó, yo tenía muy buena relación con Maite Pereira, un día, Maite me dice, “Che Bille, te venís a cenar conmigo y con mi tía”, y cuando llegó al restaurante, veo que estaba nerviosa, y en un momento la tía le dice “preguntale lo que le ibas a preguntar”, y Maite me dice “Me van a bautizar y me gustaría que vos fueras mi padrino”.

Generar un vínculo así para toda la vida, a través del basquetbol la verdad que para mí es algo que no tiene precio y me llena de orgullo.

También a través del basquetbol conocí el amor. Por allá por el año 2018 cuando trajimos a Cami Suárez a Bohemios quedó un vínculo de amistad y luego en el 2019 la fuimos a ver a Concepción del Uruguay Rocamora vs Berazategui y allí también conocimos a Sabrina Scévola y genéranos un vínculo que a posterior terminó siendo de amistad y gracias a Sabri que luego me vino a visitar a Montevideo con 3 amigas (una de ellas Anita) pude conocer Ana Delorenzi hoy mi novia -se ríe-.

Ellas venían a ver carnaval y en una noche de velódromo se dio el flechazo y desde ahí “No nos separamos más“, lo digo entre comillas porque estuvimos casi 9 meses sin vernos por la pandemia hasta que el club le hizo un contrato de trabajo para que viniera a trabajar a Montevideo. Eso fue un 3 de diciembre del 2020 y desde ahí estamos juntos nos pusimos de novios ese mismo día y arranco el maravilloso laburo que venimos haciendo con mucho placer y orgullo en el club.

Además, y siguiendo con el tema anterior, los recursos humanos no son lo único que Billete precisa en el club, entre lluvia de ideas también deja escapar un sueño que quisiera conquistar.

Mi sueño con el femenino es que tenga su propia cancha, que la cancha tenga banners con las fotos de las gurisas, que sean realmente profesionales, ese es mi objetivo con el femenino. Y como objetivo personal, me gustaría dejar una huella, que el día que me vaya la gente diga “Billete hizo esto, esto y esto por el básquet femenino”.

La escuelita, para seguir creciendo

25 no se queda quieto ni se conforma con lo logrado, el año pasado también incursionó en una escuelita de básquet femenino, difundiendo el básquet femenino en el barrio y acercando a más niñas a este deporte.

“En nuestro segundo año de femenino incorporamos la escuelita de básquet femenino para niñas de entre 4 y 12 años, salimos a repartir volantes, publicamos en redes, y esa escuelita, en dos meses, llegó a tener más de 30 chiquilinas. Esa escuelita tuvo tanta repercusión que antes de arrancar este año, la directiva nos propuso a Anita y a mí, que nos hagamos cargo de todas las categorías chicas, desde escuelita hasta pre infantiles en femenino y masculino.

Fabian Cabrera, coordinador de todas las categorías masculinas fue quien nos dio esa confianza, entonces este año la escuelita es mixta, porque creemos que las mejores jugadoras entrenan con varones desde chicas.

Este año, seguramente a mitad de año, 25 presentará u12 femenino en el torneo de la FUBB, con esto estaremos presentando mayores, u19 y u12. Nos gustaría tener u14 y u16, pero por el momento no tenemos la cantidad suficiente de chiquilinas, es nuestro próximo paso”.

Un proyecto 24/7

El equipo que formaron Juan Manuel Loureiro, Ana Delorenzi y él (Fernando Arambillete) se nota desde lejos la buena predisposición que tienen, en los partidos, en la interna, con la prensa, con los demás cuadros, y eso es fundamental para trabajar cómodos, “Lo bueno es que el “Zurdo” (Juan Manuel Loureiro) no viene a dar la práctica y se va, ni Anita (Ana Delorenzi.) no viene a su horario y se va, sino que los tres somos la “cabeza” del proyecto, todos laburamos y somos coordinadores en conjunto”, los tres estamos realmente 24/7 para esto.

De esta manera cerrábamos la entrevista con “Billete”, agradezco personal y públicamente a La Cantina del 25, quien nos recibió de muy buena manera, también a Fernando por la buena predisposición siempre para con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *