Debutar es importante

El Club Trouville marcó su propia historia y por primera vez hizo su debut en la Liga Femenina de Básquetbol, consagrándose con el tercer puesto de la Copa de Bronce.

El comienzo

El director técnico que venía de hacer la temporada 2020 con el Club Deportivo Paysandú nos contó sobre los inicios de Trouville: ‘‘Arrancamos en marzo como iniciativa del club, cuando el coordinador Pablo Morales propone armar femenino enseguida me ofrece el cargo de entrenador y comenzamos a armar el plantel invitando jugadoras, algunas en actividad, otras que venían sin jugar y varias de Paysandú que se había desarmado’’ además agregó ‘‘En el correr del año llegamos a ser 20 jugadoras y terminamos 16.’’

El Club Trouville nunca había presentado un equipo femenino en el torneo de mayores en sus 99 años de vida, desde su fundación en abril de 1922. Así que el haber incluido al femenino en sus formativas no sólo habla del gran crecimiento del femenino en sí, sino también de la presencia que está marcando el básquetbol femenino en clubes tradicionalmente enfocados en el masculino.

Sofía Cruces - Jugadora de Trouville

Lo positivo

Trouville comenzó la Liga 2021 con el pie derecho, ganándole con un buen partido a Montevideo Basketball Club, por más de 20 puntos en el score. Sobre este hecho en específico le preguntamos a Silva sobre cómo recuerda que el equipo vivió su primera victoria : ‘‘Fue especial, era el primer partido del femenino en la historia del club y sin dudas marcó un gran comienzo, además me acuerdo que lo ganamos jugando muy bien y sumó en confianza, pero lamentablemente después no se nos dio como esperábamos, de todas maneras me quedo con que el equipo siempre dejo todo en la cancha.’’

El ‘‘rojo’’ de Pocitos tuvo además muchos otros puntos positivos a lo largo de esta última temporada entre ellas se destaca la buena organización, tanto de parte de las jugadoras como del club en sí.

‘‘Un plantel súper comprometido la verdad. Entrenamos 4 veces por semana, más 2 días de físico y un día a la semana trabajo con la psicóloga del club. La verdad que el club hizo lo posible para que trabajamos en las mejores condiciones.’’ nos comentó Gastón Silva.

Además de lo anteriormente mencionado, algo que, a pesar que debería ser natural, no lo es, fue la vestimenta acorde a la competencia, las jugadoras tenían un equipo de entrenamiento, un equipo alternativo y un equipo largo que fue dado de forma gratuita. Esto es sumamente destacable ya que la mayoría de las jugadoras han de costearse sus propios equipos, ropa deportiva, entre otras para entrenar o ser parte de la Liga en sí.

Puntos negativos

Aunque no todo es bueno, Trouville también tuvo sus altibajos, en la primera fase del campeonato de ‘‘todos contra todos’’ sólo pudieron derrotar a dos rivales directos, Montevideo Basketball Club y Urunday Universitario. Desde parte del cuerpo técnico se esperaba algo más a nivel colectivo, que no se dio a medida que el campeonato avanzó.

Otro punto que podría considerarse como ‘‘negativo’’ es el hecho de que el equipo de Trouville no contó con una ficha extranjera esta primera temporada. Las fichas extranjeras no sólo aportan otro dinamismo al juego, sino que también hacen que la Liga Femenina se expanda y el básquetbol uruguayo siga creciendo y siendo reconocido en otras partes del mundo.

Para finalizar también algo negativo pero que quedó fuera del control de Trouville, sus jugadoras o el club, fue el cierre del campeonato. Ya que no pudieron disputar el último partido del campeonato; su último rival y con quien iban a jugar por el tercer puesto de la Copa de Bronce, Montevideo Basketball Club, dio un paso atrás y no se presentó por el tercer puesto. Toda esta situación no sólo presenta un bajón anímico para las jugadoras, que se quedaron sin disputar un interesante partido, sino que también genera algo de pena para los espectadores y cualquiera que haya seguido el campeonato, ya que hubiese sido un cruce muy interesante teniendo en cuenta lo que había sido el primer duelo entre ambos equipos.

Balance y nuevos rumbos…

Para hacer un balance final tomamos prestadas las palabras que nos dejó Gastón Silva ‘‘Haciendo un balance del año creo que haber armado un plantel de cero y poder competir en la LFB sin dudas que es más que meritorio, deportivamente quedamos en el debe, creo que pudimos dar más, ganar algún partido más.’’

Es confirmado que Gastón Silva no seguirá siendo el Director Técnico de Trouville, por una decisión personal del entrenador y confiada a Aleras (aunque si seguirá trabajando en las formativas del club), pero, lo que todavía está en duda es si Trouville continuará con su camino en la Liga Femenina de Básquetbol, desde el equipo de Aleras deseamos que así sea ya que esperamos que cada año se sumen más y más equipos a la competición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *