Seattle Storm Campeón

De punta a punta se llevaron el campeonato las chicas de Seattle. Partieron como favoritas y no defraudaron. En Aleras te traemos el camino al título del equipo.

Temporada Regular

En el comienzo de la burbuja quedó establecido que cada equipo compitiría en 22 oportunidades; es decir, dos veces contra cada equipo. Las Storm vencieron en 18 juegos y solo cayeron en 4, compartiendo la punta de la tabla con el equipo de Las Vegas Aces. Este último, sería su rival en las Finales y venció a Seattle  en los dos partidos de Fase Regular.

Sin embargo, como ya mencionamos, esto no detuvo a que Seattle accediera a la primera posición de la tabla. Breanna Stewart, MVP de las Finales, fue la jugadora líder en anotación marcando 25,7 puntos por juego, un auténtico escándalo. Por otro lado, la máxima asistidora también la tuvo el equipo campeón, Sue Bird promedió 9.2 asistencias por partido. Estas dos jugadoras fueron las líderes absoluta del equipo con un tándem envidiable. Por último, este equipo tuvo un factor X. Jewell Loyd sacó la cara por el equipo en ofensiva siempre que el equipo la necesitó, especialmente en las Finales donde fue una pieza fundamental.

Si miramos las estadísticas por equipo, aún más nos damos cuenta que este equipo dominó en todos los rubros. Fue el equipo que anotó más puntos por juego (93.0) y el que más asistencias brindó por partido (27.3). Sólo por detrás de las Sun, con 35.3 rebotes por encuentro, también dominó en esa estadística. Por si fuera poco, tuvo un porcentaje del 49.4% de acierto en tiros de campo (2º) y fue el que más triples anotó en Playoffs con una cantidad de 58.

Playoffs

En postemporada fueron simplemente arrolladoras. En las dos series que disputó, no perdieron ni un juego. Barrieron a sus rivales con exquisita contundencia. En semifinales debieron medirse ante Minnesota Lynx y no tuvo dificultades. Grandes actuaciones de Stewart llevaron al equipo a ganar en tan sólo tres partidos.

Llegaron a las Finales entonadas, ante un equipo de Las Vegas Aces, su verdugo. Sin embargo, tomaron revancha aprovechando el desgaste de la larga serie de las Aces y nuevamente vencieron en tres juegos. El último partido fue una auténtica paliza, en el tercer partido comenzaron a terminar de declinar la balanza cuando terminaron con un parcial de 32-14. Finalmente, el encuentro terminaría 92-59 a favor de las Storm.

Como ya lo dijimos, fueron las favoritas desde el día uno y no defraudaron. A pesar de algunos tropiezos en fase regular, su modo playoffs fue brutal para llevarse el campeonato. Este galardón es el cuarto título del equipo en la historia de la WNBA con el cuál se posicionan primeras en esa tabla junto a las Lynx y al equipo desaparecido de Houston Comets que también tienen cuatro coronas. Seattle Storm se había coronado en 2004, 2010 y en 2018, este último, con Breanna Stewart como MVP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *