Napiloti, una capitana bicampeona

La experiente jugadora de Nacional Antonela Napiloti viene teniendo un torneo muy bueno a nivel personal y colectivo. En 4 fechas su equipo viene con puntaje perfecto sin conocer la derrota, fuimos por su palabra para conocer un poco más sobre ella.

Foto de portada: Enzo Mane Ortega


Entre varios roles

El básquetbol siempre estuvo a su lado y los pocos años que estuvo alejada la llevaron a extrañar tanto que decidió volver. «Si bien pasé un par de años sin jugar, retomé este deporte tan lindo en el año 2018-2019 donde supimos juntarnos con compañeras y amigas en diferentes canchas.

Luego me arrime al Club Nacional de Básquetbol con el fin de fomentar el Básquetbol Femenino, si bien en el Club realice toda la formativa desde mini básquetbol hasta el día de la fecha, cabe destacar que en el año que yo jugué había femenino en todas las categorías donde participábamos de la liga de Soriano».

Foto: Cynthia Ferreira

Antonela es fiel reflejo de una lucha constante por buscar el crecimiento del básquetbol femenino, fue parte importante en búsqueda de la creación de la Liga Regional de Básquetbol de Soriano Femenina, algo que años atrás parecía poco probable de suceder.

«En el 2020 el Club nos abrió las puertas y fue allí donde empezamos a entrenar y comencé a cubrir dos roles, es decir, entrenadora/jugadora. Ese mismo año participamos de encuentros en Paysandú y amistosos en Mercedes. A mitad de año nos juntamos varios clubes de Mercedes y Rio Negro con el objetivo de armar la Liga Femenina.

Hoy por hoy el club cuenta con todas las categorías femeninas desde mini básquetbol hasta mayores con un equipo de profes a cargo de las mismas».

El crecimiento de la LRBS

El básquetbol femenino viene creciendo a buen ritmo, por momento lento, pero siempre seguro, y, a pesar de que todavía está muy centralizado en Montevideo, en Soriano y alrededores viene teniendo un crecimiento notorio. Con muchas jugadoras disputando la Liga Uruguaya, y con un equipo con presencia (Remeros) y dando siempre la talla.

«En lo personal creo que tanto Fray Bentos como Soriano siempre contaron con un buen básquetbol femenino y jugadoras que hoy en día están jugando Liga Uruguaya. Con relación al tema de las Selecciones del Litoral hace un año que se juega a nivel femenino, tanto U14 como U17 es ahí donde vimos el crecimiento y el empuje de las chicas en general.

Para seguir creciendo lo ideal sería que todos los clubes cuenten con un plantel de mini básquetbol femenino para un mejor desarrollo. (Algo que en lo personal creo que debería también suceder con los clubes que participan en LUB y METRO).

El crecimiento de la Liga se puede visualizar cuando en los partidos están participando la prensa, más espectadores, hinchada, también cuando se inscriben mas equipos nuevos a los campeonatos o chicas que se animan a practicar el deporte. Todo esto es un gran medidor de crecimiento».

Una difícil decisión

Foto: Diario Acción

En 2020, y luego de haberse coronado campeona como DT y como jugadora al mismo tiempo, Napiloti tuvo que decidir entre seguir jugando o dirigir al equipo, ya que el nivel del torneo comenzó a elevarse y la visión de la entrenadora era fundamental para el buen desarrollo del partido.

«Fue una decisión muy difícil de tomar ya que veníamos de salir campeonas en el 2020 yo como jugadora y entrenadora.

A la siguiente temporada viendo que la competencia era aún mayor sentimos como grupo que lo mejor era priorizar mi rol como jugadora, la decisión fue grupal ya que me senté con mis compañeras a conversar el tema en cuestión y tomamos esa resolución que nos parecía lo más viable para el equipo».

Una capitana sin presión

Las vigentes bicampeonas vienen primeras en la tabla de posiciones de este año, llevan 4 partidos jugados y 4 ganados. La presión de ser bicampeonas y de estar invictas puede estar presente, algo que a veces juega en contra, pero no parece ser el caso de Antonela, quien convirtió 18 puntos en la fecha 3 (la última al momento de hacerle esta nota).

Foto: Cynthia Ferreira

«Cada partido es diferente, es decir, la responsabilidad y presión siempre está, pero lo fundamental es que estos factores no influyan de manera negativa en el juego y resultado de este.

Si bien cumplo el rol de capitana es imprescindible transmitirle seguridad y tranquilidad al equipo, ya que cualquiera de ellas puede ingresar a la cancha y cumplir un rol fundamental, todas suman a la hora de jugar».

La LFB y su crecimiento

La LFB sigue creciendo, algo que en Soriano también lo notan, por lo que esto no pasa desapercibido para las jugadoras. «Si bien la Liga Femenina Uruguaya viene creciendo hemos notado la gran participación y despliegue de los equipos este año. 

Como equipo hemos sido parte del gran espectáculo que se dio en Paysandú de la Liga Sudamericana, allí pudimos apreciar sobre todo la calidad de juego como también ver el desenvolvimiento a la hora de ejecutar jugadas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *